Cómo no malcriar al propio hijo

Comparte:
Manual para padres desesperados

Estas páginas ofrecen un decálogo bíblico, pero inmerso en la vida cotidiana de la familia, para que en casa sean el respiro de nuestra vida familiar. Con un fin concreto: que así como aquellas leyes se le dieron a la humanidad para conducirla hacia la casa del Padre, así las reglas que nos damos, aunque con vetos y condiciones y estableciendo límites por el bien de los hijos, ayudarán con todo seguridad a nuestras familias a caminar con armonía y serenidad, sin entorpecer los dones de nadie, muy al contrario, favoreciéndolos para que cada uno alcance su propia plenitud en el camino de la vida.Comprar

Comparte:

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar