¡DEJA DE QUEJARTE! Comienza a sanar tus heridas

503
0
Comparte:
Deja de quejarte

¡DEJA DE QUEJARTE! Comienza a sanar tus heridas escrito por Julia Merodio Atance y publicado por Paulinas, Madrid 2020. Páginas 248.

Utilizamos normalmente la queja como un recurso permanente contra todo y contra todos, pero esta no nos ayuda ni alivia nuestro malestar. Solo una actitud positiva, agradecida y empática asume una conducta razonable, que busca soluciones a los problemas y plantea alternativas.   

Autora: Julia Merodio Atance

Julia Merodio Atance nació en Maranchón (Guadalajara). Es diplomada en Magisterio e Informática. Ha sido durante cuatro años secretaria de las «Comunidades de Vida Cristiana» de España, y cuatro años más ha llevado el secretariado de las mismas. Ha sido catequista de padres, formadora de cursillos prematrimoniales, responsable de liturgia y de grupos de oración. Ha sido voluntaria de Cáritas. Junto a su marido, lleva cuarenta seis años en la Comunidad de Matrimonios Nazaret. Colabora en revistas y en las webs: betania.es, matrimoniosnazaret.com y santamariadelaesperanza.com. En Paulinas ha publicado varios libros. El último ha sido Vía crucis de la vida.

Deja de quejarte

Vivimos en un mundo globalizado en el que la mayoría de la gente se comunica al instante, lee noticias de cualquier parte del planeta de forma inmediata en el móvil, se mueve como pez en el agua en las redes sociales pero, al final, muchas veces se encuentra sola ante la tablet o el ordenador.

Por solucionar este enorme problema existencial se necesita retomar la autoestima, la necesidad del diálogo o plantearse cómo vivir de una forma más profunda, relacional, poniéndose en el lugar del otro, para vencer la soledad, la incomunicación, la angustia o la depresión. Pero ante este dilema, ¿qué podemos hacer para lograrlo?  

Quizá lo primero sea, aunque quizá también sea lo más difícil, dejar de lamentarnos, de protestar por nuestra mala suerte, por lo difícil que nos lo pone la existencia, por las heridas que nos provocan los demás, por lo gris de la vida social y política… para poder tomar otro camino más afirmativo y constructivo, que contribuya a mejorar, a cambiar, a retomar lo que nos arde por dentro, que no escuchamos y que tenemos medio apagado y olvidado.

Comienza a sanar tus heridas

En ese camino sorprendente las quejas van quedando poco apoco a un lado, pues lo importante es levantarse, ponerse en camino, dar la mano, cultivar nuestra vida interior, encontrarnos con otros, solidarizarnos con quienes lo pasan mal, bajándolos de sus cruces. 

Cuando el ego va quedando arrinconado, de una forma consciente y firme, pierde su influencia y se abren otras perspectivas, observar los problemas tal como son, dándoles la verdadera importancia que tienen, para buscar la mejor solución, sabiendo que tarde o temprano la encontraremos.

Y si queremos que este nuevo sendero sin quejas, malos humores y lamentos, se haga aún más efectivo, podemos buscar una ayuda aún más sublime y segura, que nunca nos va a defraudar: la de Jesús, la de Dios Padre, mediante la iluminación y el impulso constante del Espíritu Santo. Y todo por mediación de María, nuestra Madre.

Vivir vida de una forma plena

Podemos tener, por lo tanto, una ayuda valiosísima para emprender un nuevo viaje hacia zonas no transitadas, pero que nos pueden hacer más felices y humanos. El contacto permanente con la Divinidad que habita en nuestro interior y se transparenta en todos los seres humanos. Y en todo lo que nos rodea que, junto con nuestro esfuerzo personal, nos ayudará a ir viviendo de una forma más plena; produciendo este cambio a una vida más humana, dichosa y cercana a los demás.   

Fijemos en nuestra puerta un cartel que diga: ¡Deja de quejarte! Comienza a sanar tus heridas. Es un valioso mensaje para tener presente cada día y para que los demás, al leerlo, se pregunten si esta actitud puede cambiar también su vida. 

Añadir al carrito

Comparte:

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar