El 20 de agosto la Familia Paulina celebra el aniversario de su fundación con oración continua

3669
2
Comparte:
Una jornada de misericordia operosa y cordial
Mujeres e Iglesia: “Para favorecer una evangelización más atrayente”

Superiora General Sor Anna Maria Parenzan

El 20 de agosto la Familia Paulina celebra el aniversario de su fundación. En esta ocasión nuestra Superiora General Sor Anna Maria Parenzan nos invita a vivir este día en continua oración. Ella recordando la imagen impactante de la Jornada Mundial de la Juventud dice «nos habrán quedado en el corazón aquellas miles de manos que se estrechaban mientras la tarde envolvía el Campus de la Misericordia, en Cracovia: es la imagen más bella y significativa de la Jornada Mundial de la Juventud que el Papa Francisco ha elegido como escenario para lanzar mensajes de paz, de reconciliación y de amor en este momento tan difícil de nuestra historia».

Y continúa diciendo que «este período, de hecho, parece dar espacio a todo tipo de violencia, de atentados terroristas frecuentes e imprevisibles, de migración de pueblos ante los cuales no podemos y no queremos quedar indiferentes… Verdaderamente es un momento difícil, que se puede paragonar al período de “profundas agitaciones” (cfr. AD 48) en las cuales, con una extraordinaria fe, nuestro Fundador Santiago Alberione ponía las bases de la naciente Familia Paulina. Era agosto del 1914, inmediata vigilia de aterradores conflictos mundiales.

Pero estos momentos tan trágicos, fueron, para las Congregaciones paulinas, ocasiones de crecimiento en la fe, en la comunión recíproca, en el espíritu de reparación, en una participación apostólica más consciente “a los muchos dolores que existen en el mundo” (VPC 66)».

El Papa nos ha recordado que nuestra respuesta a este mundo en guerra tiene un nombre: se llama fraternidad, se llama comunión, se llama familia. Ante la oscuridad que nos envuelve sor Anna María nos invita a preguntarnos: «¿Cómo podemos todas juntas, intentar vencer el mal con el bien? ¿Cómo hacer escuchar nuestra voz en este momento de sufrimiento para millones de nuestros hermanos?».

Capillas de la Hijas de san Pablo Madrid

Capilla de las Hijas de san Pablo Madrid

Como comunidad, nosotras Hijas de san Pablo (Paulinas) queremos reflexionar juntas y preguntarnos sobre cuál debería ser hoy nuestra respuesta y dedicar la jornada del 20 de agosto a la oración de reparación, valorizando sobre todo las intenciones del Ofertorio Paulino: para reparar los errores y escándalos difundidos en el mundo con los medios de comunicación social; para pedir misericordia al Señor por aquellos que a través de estos medios se han alejado del amor del Padre; por los que ignoran el magisterio de Cristo y de la Iglesia…

Los expertos afirman que «una característica específica del terrorismo es ser un fenómeno comunicativo». Tenemos la gran responsabilidad de orar para que, de un mundo dividido y en conflicto, la comunicación ofrezca mayores posibilidades de encuentro y de solidaridad entre todos. La Superiora General invita a las Hijas de san Pablo esparcidas en todo el mundo, con 230 comunidades que van desde el extremo Oriente al extremo Occidente, desde Australia y de Papúa hasta Honolulu…, a vivir 24 horas de oración ininterrumpida ante Jesús Eucaristía y una jornada de misericordia operosa y cordial las unas hacia las otras, acogiendo la invitación del apóstol Pablo:

Las hermanas compartiendo con la superiora General

Diálogo fraterno con las hermanas

No salga de vuestra boca ninguna palabra ofensiva, sino una palabra buena que edifique a quien lo necesite y agrade a quien la escucha. No aflijáis al Espíritu de Dios, que os selló para el día del rescate. Alejad de vosotros toda amargura, pasión, cólera, gritos, insultos y cualquier tipo de maldad. Sed amables y compasivos unos con otros. Perdonaos, como Dios os ha perdonado, por medio de Cristo (Ef.4, 29ss).

Construir puentes

Por tanto, una jornada para “construir puentes”, para estrechar nuestras manos, para difundir misericordia, amor, comunión y ternura ante todo en nuestras comunidades y, de consecuencia, en la más grande comunidad que es la Congregación, la familia Paulina, el mundo…

Nosotras las Paulinas queremos invitar a nuestros amigos y amigas para unir sus manos con nosotras este día de oración y pedir al Señor que elimine el mal que existe en nosotros, en nuestra sociedad, antes de manifestarlo en acciones o palabras que hieren y comprometen la comunión.

Comparte:

2 comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar