“Levántate y ponte en camino”, (Dt 10,11)… Confiando en la promesa. Y agradecimiento por los años 60 y 50 de la vida religiosa

1242
0
Comparte:
Hijas de san Pablo

Las hermanas de la delegación de las Hijas de san Pablo en España nos hemos reunido del 6 al 9 de diciembre de 2018, para vivir y reflexionar la Palabra de Dios “Levántate y ponte en camino”, (Dt 10,11)… Confiando en la promesa, que nos propone el próximo Capítulo general de la Congregación, que se celebrará en el año 2019.

Levántate y ponte en camino

Estos días los hemos vivido con agradecimiento por el camino realizado, interpelándonos para dar una respuesta adecuada y para confiar en la promesa de Dios en nuestra Congregación, renovando el pacto que el Beato Alberione realizó con el Señor en los comienzos de la Familia Paulina.

Cada Capítulo general que celebramos nos invita a realizar un proceso de transformación, sin perder la identidad de la Congregación y su carisma. Pero sí debemos discernir las nuevas formas que nos ofrece cada una de las tecnologías, para comunicar el Evangelio (la Palabra de Dios) al pueblo que anhela a Dios en su vida y a quienes no le conocen todavía.

Gracias por los 60 y 50 años de la vida religiosa

El día 9 de diciembre de 2018 la delegación de España ha vivido con agradecimiento al Señor los años 50 y 60 de la profesión religiosa de hnas. Isabel y Mª Magdalena. En esta celebración Hna. Nikki en su introducción subrayó que es un momento único, y que nos damos cuenta de los años vividos y nos maravillamos de cómo han pasado tan de prisa… Y también ha recordado como descubrimos una verdad irrevocable: Dios nunca nos dejó. Dios nunca dejó de ser esa presencia silenciosa y providencial que nos empujaba para dar los pasos hacia delante.

Hijas de san pablo spain

Hna, Mª Magdalena hsp, Padre Miguel ssp, Hna. Isabel hsp

En la celebración eucarística junto con hnas. Isabel y Magdalena, hemos dado gracias a Dios por las vidas compartidas con cada una de nosotras y todas las personas que ellas han encontrado en el camino de la misión. Y sigue hna. Nikki dando gracias a estas dos hermanas porque mediante sus vidas, nos han dado una razón para revivir también nuestras vidas consagradas a Dios.

 

Y concluyo su introducción subrayando las palabras celebres de San Juan de la cruz sobre el amor para Dios.

En ti, me he agradado,

Oh vida de mi vida!

Eres lumbre de mi lumbre,

Eres mi sabiduría, 

Figura de mi sustancia“.

En la homilía de Padre Miguel Carmen Hernández ssp habló sobre los votos que hemos profesado y que seguimos viviendo día a día, diciendo que la Castidad comienza primero en el corazón y no tanto en el cuerpo. Porque Castidad es donación.

Magdalena Isabel

Renovación de los votos

Obediencia es el voto más difícil porque no llegamos a comprender el por qué. La raíz de la palabra obediencia es la escucha. La pregunta que tenemos que hacernos es ¿sí sabemos escuchar o no?


La Pobreza no es material sino donar el amor
, ir al encuentro del otro, saber reconocer al otro y despojarnos. Habla actualmente en el mundo la diferencia religiosa pero la verdad es que no existe esa diferencia. Lo que existe es la necesitad de vida de testimonio, modelos de la vida religiosa…

El Señor nos llama a ser agradecidos, a dar testimonio y el adviento nos invita a levantar nuestra cabeza, saber escuchar y ver el mundo con los ojos de misericordia.

La homilía significativa y apta fue inspiradora para las hermanas que han vivido sus 60 y 50 años y también para las hermanas de la delegación para revivir el primer amor haciendo la memoria.

Voces de festajadas

 

Isabel y Magdalena hsp

Celebrar 60 años de profesión es ponerse delante de Dios, reconocer que el Señor ha estado siempre conmigo y que a pesar de los fallos de mi vida siento que es Él que quiere llevar adelante la obra que empezó en mí. Por eso, cantamos como el día de la liturgia: “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”.

Hna. Isabel hsp

El año 2018 ha sido para mi una continua ilusión y un dar gracias por los 50 años de mi vida consagrada y religiosa. Empecé mi jubileo con una extraordinaria lotería… la audiencia del Papa Francisco el día 13 de junio 2018. No puedo describir el momento con las palabras porque los hechos han marcado mi vida.

El otro gran regalo que marco los 50 años de vida religiosa fue la gran expectativa de peregrinar en la isla de Malta. Allí pude vivir y sentir que cada momento de nuestra vida depende completamente de Dios, en quien vivimos, nos movemos y existimos. Solo él nos puede proteger del mal, solo él puede guiarnos a través de las tormentas de la vida, solo él puede llevarnos a un lugar seguro, como lo hizo con Pablo y sus compañeros a la deriva ante las costas de Malta.

Gracias hermanas por la oportunidad que me han concedido para este año y vuestro cariño. Gracias por todo.

Hna. Mª Magdalena hsp

Confiando en la promesa

Al final del encuentro uno puede cerrar los ojos y reconocer las grandes maravillas que el Señor ha hecho en nuestra congregación a través de nuestras vidas consagradas a Él con el cántico de María.

Porque el Maestro nos ha escogido desde la eternidad, nos miró con amor haciéndonos hijas suyas por el bautismo y consagrándonos para siempre.

Ante el capítulo que vamos a celebrar en 2019 la única palabra que salta en nuestro corazón es Gracias:

Gracias Señor

Paulinas

Hijas de san Pablo España

  • Por la espiritualidad paulina que nos sostiene cada momento a seguir Jesús Maestro que es Camino, Verdad y Vida; bajo la protección de María Reina de los Apóstoles; siguiendo los pasos de san Pablo.
  • Gracias por el carisma paulino, dónde podemos llevar a Cristo a cada corazón a través de los medios de comunicación. La palabra escrita y hablada, siendo siempre testigos de la Luz.
  • Por la vocación paulina porque somos llamadas por Dios y a Él consagradas para ser, en vida fraternal, “san Pablo vivo hoy” (Alberione). Con el fin de dar a Cristo Camino Verdad y Vida a los hombres a través de una evangelización que se vale de los medios de comunicación social.
  • Gracias por la vida comunitaria dónde expresamos nuestra acogida con tanto cariño y comprensión, siendo espejo de fidelidad como san Pablo y las primeras hermanas
  • Por los años de vida que nos va conceder a nuestra congregación; en tus manos ponemos nuestro futuro y el capítulo general. Confiamos plenamente en que cada día nos va ayudar a vivir el tema del capítulo: “Levántate y ponte en camino”, (Dt 10,11)… Confiando en la promesa.

Por todo ello, ¡GRACIAS SEÑOR!

Comparte:

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar