Vitaminas. Para revitalizar tu vida

399
0
Comparte:
Vitaminas

Humberto A. Agudelo: VITAMINAS. Para revitalizar tu vida, editado por Paulinas, Madrid 2007. 4ª edición. Páginas: 220

El libro Vitaminas para revitalizar tu vida, se ofrece como un apoyo a la educación integral de los valores en cada uno de los miembros de la familia, no sólo con la lectura, sino, especialmente, en el diálogo y la confrontación de sentimientos y discernimientos a que da lugar, con posibilidades claras de llegar a conclusiones concretas para responder a la realidad que los circunda y cuestiona.

Autor

Humberto A. Corredor nació en 1940 y fue ordenado en 1968 en Duitama, Archidiócesis de Bogotá. Es autor de varios títulos, como Nuevas vitaminas que dan impulso a tu vida.

Vitaminas

El ser humano es un ser que solo se realiza en su totalidad. Requiere de una justa armonía para vivir en paz consigo mismo, con los demás, con la naturaleza y con Dios.

Sin embargo, por factores internos y externos a él, se ve continuamente afectado por toda clase de virus y antivalores; ocasionados por sus propias debilidades y por el entorno social que lo rodea.

Necesita, además de una buena salud, las mejores ayudas que lo lleven a optimizar sus potencialidades y recursos.

Si asumimos a la persona de esta forma, no se pueden dejar de lado aquellos apoyos que, dentro de su propio proceso, la induzcan, animen y dinamicen hacia su crecimiento integral.

En efecto, las vitaminas son sustancias indispensables para la vida que el organismo por sí mismo es incapaz de producir. Por lo tanto, deben ser ingeridas con los alimentos diarios, pues por su ausencia se producen determinadas enfermedades.

Revitalizar tu vida

Las que brindamos en estas páginas quieren ayudar; no solamente a la persona en su propia formación, sino también al ambiente en el que vive; pues los males deben ser tratados desde su propia causa.

Así como se han preparado las Vitaminas para revitalizar tu vida, de acuerdo con los resultados esperados para el organismo que las consume. De la misma manera se han seleccionado aquéllas que produzcan vida, o le ayuden a reconstruir determinadas facetas de la persona. 

El cuerpo asimila solo las que más necesita o requiere con urgencia. Por lo tanto, se han de sopesar, prescribir y proponer aquéllas que respondan a sus necesidades reales.

Habrá ocasiones en las que se pida con urgencia un complejo multivitamínico. Les brindamos la oportunidad de seleccionar las Vitaminas que más convengan a esos organismos humanos con los cuales se trabaje.

En otras, quizá el paciente necesite rápidamente algunas vitaminas (A, B, C…), para atacar frontalmente las alteraciones más notorias. En esta obra también, de acuerdo con los interesados, podrán consultarse aquéllas que parezcan más específicas para nutrir, cubrir, proteger, sanar y fortalecer las partes afectadas de la persona o de las personas que conviven en sus respectivos colectivos humanos.

Oportunidad de servir y mejorara a la sociedad y a la Iglesia

En síntesis, Vitaminas para revitalizar tu vida ofrece la oportunidad de servir y mejorar a la sociedad y a la Iglesia, en este tercer milenio.

De una manera global, se proporcionan estas Vitaminas para revitalizar tu vida según las etapas por las que pasa la persona y los valores más importantes en los que se debería hacer más énfasis de acuerdo con ellas. Por lo demás, no sólo sirven para los otros, sino también para quien las lea con atención.

La educación en valores, como dice el P. Kolvenbach, tiene que pasar por la cabeza, por el corazón y por las manos, para combinar estrechamente el pensar y el entender, el sentir y el querer, el actuar y el construir.

La educación no es meramente intelectual, sino un proceso de ser más en la voluntad y en los afectos ordenados, hacia un crecimiento que combina la transformación del mundo con el desarrollo personal responsable.

Por lo mismo, las nociones axiológicas en la formación humana, pueden tener el peligro de quedarse solamente en eso: una conceptualización teórica, sin pasar de la mente al corazón y, menos aún, a la vida cotidiana, con sus interpelaciones que nos hace por diversos y variados medios.

Educación integral de los valores

La dinámica interna de los dos volúmenes sigue teniendo, como base, la edad de las personas para insistir en determinados valores que, para cada etapa de la vida, parecen ser más necesarios, según estas pautas:

  • 0 a 7 años: Obediencia, sinceridad, orden.
  •  8 a los 12: Fortaleza, perdón, gratitud, perseverancia, trabajo, paciencia, responsabilidad, justicia, generosidad.
  •  13 a los 15: Respeto a sí mismo, sobriedad, sencillez, sociabilidad, amistad, respeto, patriotismo, bondad, tolerancia.
  •  16 a los 18: Prudencia, flexibilidad, comprensión, lealtad, audacia, humildad, optimismo.

Para todas las edades siguen teniendo validez las virtudes Cardinales: justicia, fortaleza, templanza y prudencia. Y también las Teologales: fe, esperanza y amor.

Esto no significa una camisa de fuerza, sino una guía para ir fomentando, de forma pedagógica. La necesidad de un acompañamiento a los dueños de su propia historia. Además, como ya se conoce, es un marco doctrinal concreto y encarnado para ir a las bases y criterios que guían el buen vivir, acorde con la Ética, la Moral y la Fe.

Comprar

Comparte:

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar